Espinosa: Variedades españolas en California

Me llamó la atención probar un buen vino elaborado con Albariño de una bodega californiana y decidí buscar en internet el nombre de la Bodega: ESPINOSA. Cuando encontré su sitio […]

Me llamó la atención probar un buen vino elaborado con Albariño de una bodega californiana y decidí buscar en internet el nombre de la Bodega: ESPINOSA. Cuando encontré su sitio web, pude comprobar que su estrategia era precisamente elaborar vinos con variedades de uva originarias de España. A la mencionada Albariño, habría que sumar Tempranillo, Garnacha, Monastrell…

Un mapa con las D.O. españolas en su Tasting Room

Un mapa con las D.O. españolas en su Tasting Room

Así es como decidí ir a Escondido para conocer a Roberto Espinosa, un hombre apasionado por su trabajo y que, como muchos otros en esta zona de California, han empezado desde hace pocos años su aventura de convertirse en “winemakers” y propietarios de “boutique wineries”.

Está documentada la existencia de viñedo desde el año 1893 en la propiedad donde se ubica la Bodega. En 1936 se construyó la primera instalación dedicada a elaborar vino, pero fue abandonada en 1950 y sustiuida por otras actividades comerciales más lucrativas en ese momento. El devastador incendio de San Diego del año 2007 redujo a cenizas el paraje, y allí acudieron Roberto y su mujer Noelle dispuestos a reconstruir la hacienda familiar. Tras plantar un viñedo decorativo al lado de la casa, tuvieron la idea de comenzar lo que es ahora su trabajo y dedicación.

La terraza

La terraza

La pequeña y coqueta instalación se encuentra ubicada excavada bajo tierra y accesible a través de una bonita entrada de piedra. Una moderna terraza con su barra exterior y mesas y sillas de madera, es el complemento ideal para disfrutar de un buen vino y el buen tiempo que se disfruta durante todo el año en la zona.

Tuve ocasión de degustar la mayor parte de los vinos que elabora, sorprendiéndome su calidad y pulcritud en la elaboración, seguramente favorecida por los estudios universitarios científicos que posee Roberto.

Me gustó su garnacha, escrita tal cual en la etiqueta, y no “grenache” como es habitual en otros elaboradores californianos, y su coupage con el Tempranillo en su Reserva Especial, muy bien equilibrado, con una limpia fruta roja en nariz acompañada de unas notas tostadas y especiadas adquiridas en su crianza en barrica. Interesante su seco y perfumado Moscatel, y su estructurado y persistente Monastrell.Espinosa Winery

En su rincón subterráneo, ya dentro de su casa, Roberto guarda sus mejores botellas añada tras añada. Es su sancta sanctorum donde los sentidos se preparan y el recogimiento ayuda a la degustación de las pequeñas joyas, que va atesorando con el paso del tiempo.

Todas las botellas producidas son vendidas directamente en la propia instalación, teniendo que dosificarlas para contentar a toda su clientela. En vista del éxito y de la gran acogida que han tenido sus vinos, Roberto Espinosa ha decidido emprender un nuevo proyecto con la plantación de nuevos viñedos y la construcción de una nueva Bodega. Espera empezar a comercializar el resultado de este proyecto en el 2020.

Espinosa Winery

El sancta sanctorum

Más información: Espinosa Winery

Share